Historia del Whisky

Historia del Whisky, el “agua de la Vida”. El primer registro del destilado de cebada y centeno se remonta a los Celtas. Este brebaje era considerado como un regalo de los Dioses, ya que “revivía” a los muertos, además de calentar cuerpo y alma durante los fríos inviernos.

barril de whisky escoces

Barril de whisky escocés tradicional, mantiene la herencia y costumbres de la elaboración artesanal.

Historia del Whisky:

El nombre “Whisky”, en gaélico quiere decir “Uisge Beatha”, o en español, “agua de vida”

La primera gran producción de whisky se obtuvo en Escocia, allá por el año 1494, cuando el fraile Juan Cor logró un volumen equivalente a más de 1400 litros del preciado néctar.

Su difusión masiva comenzó como un antídoto contra la pena, por lo que dicha “medicina” era consumida mayoritariamente en funerales, o por personas que habían perdido a un familiar o ser querido. Con el tiempo, el beber y brindar por dichos seres queridos se transformó en un acto de alegría y el brindis se puso de moda. Por sus propiedades reanimantes casi mágicas, o por su puro y especial sabor y aroma, este preciado elixir recorrió un largo camino.

Antiguas barricas roble donde añejar whisky

Antiguas barricas de roble de añejamiento de whisky. Actualmente el sistema es casi idéntico.

Fue recién en el ecuador del siglo XIX cuando los escoceses comenzaron a mezclar whisky de malta con whisky de grano, más liviano y barato. Este punto representa una evolución fundamental hacia los distintos tipos de whisky blended y single malt, siendo la variedad casi ilimitada.

Actualmente, los distintos tipos de whisky se identifican por la zona en la que es elaborado y su tipo de proceso de elaboración.